¡Venciendo! La fibromialgia y la artritis no podrán conmigo.

Tengo que contarles algo de estas fotos ¡y lo hago súper emocionada! Para nada tengo intención de causar lástima, al contrario, quiero alentarlas.

Unos de los primeros síntomas que se me presentaron antes de recibir mis diagnósticos (osteoartritis y fibromialgia) fueron cansancio y debilidad extrema, y no había algo que me DESTROZARA MÁS EL CORAZÓN que no poder cargar a mis hijos en mis brazos, sobre todo a mi hija que es la más grandecita. Era un sentimiento tan triste que no quise permitirme volver a sentirlo. .

Hoy tuve que pedirle a mi esposo que se detuviera y me tomara una foto cargando a mi hija. Le doy gracias a Dios, a mi instructora de kickboxing, a mi maestra de aeróbicos y a mi esposo por que sin ellos no estuviera sintiéndome tan bien y sí, tan fuerte como ahora.

¡Y tengo que darle gracias a misma! Mi disciplina y mis deseos de ser una madre saludable me han traído hasta aquí. Literalmente, todo en mi agenda comienza LUEGO de haberme ejercitado en las mañanas. Cargar a mi hija en mis brazos es un logro y una bendición. ¡La próxima foto salgo cargando a mi esposo! Ha,ha, ha 😀

Gracias por leerme. ¡No hay imposibles, mamás! ¡Las quiero!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *